Pieza desconocida del Museo

Noviembre-Diciembre 2016

Taza carenada

Cerámica elaborada “a mano”
Bronce Medio: 1700-1500 a. C.
Arcilla cocida en horno reductor, mezclada con abundantes granos de sílice,
que hacen la función de degrasante.
Altura: 15 cm; Diamétro max.: 32 cm. Grosor de la pared en el borde: 0,7 cm.
Procedencia: Los Coritos, Chañe (Segovia). Depósito de D. Jesús Gómez
Arranz. Hallazgo casual?
Nº Inv.: A-15335

 

La lectura de cualquier pieza arqueológica se suele abordar desde dos niveles bien diferenciados. De una parte, buscando aquellos significantes derivados de una correcta descripción del objeto; lo que podríamos denominar la lectura del“espectro visible”. De otra, intentando reconstruir aquellos atributos que no resultan evidentes a simple vista, por no guardar relación con los datos que aporta la visualización de la pieza, sino con el contexto del cual procede. Esto es, lo que podríamos denominar “el espectro invisible”.

EL ESPECTRO VISIBLE

La pieza que aquí nos ocupa es un espléndido vaso de cerámica, elaborada “a mano”, de color negro. Muestra perfil abierto de mayor desarrollo en horizontal que en altura. La vasija se configura por la unión de un cuerpo inferior, de aspecto troncocónico, que apoya en un estrecho fondo plano, y otro superior, de menor desarrollo y paredes ligeramente abiertas. La línea en que se produce la unión de ambos cuerpos recibe el nombre de carena. Por ello, a este tipo de vasijas se les denomina “tazas carenadas”. El nuestro es un vaso de mediano tamaño que muestra sus superficies sometidas a un cuidadoso lustrado (bruñido) con el que se consigue un brillo intenso (charolado). Dichas superficies aparecen finamente decoradas con motivos conseguidos, fundamentalmente, mediante técnica incisa. Su ejecución se llevó a cabo cuando el barro está todavía tierno, mediante el deslizamiento de la punta de un punzón de hueso o metal sobre la superficie del vaso.

.../...

EL ESPECTRO INVISIBLE

Se conocen centenares de yacimientos del horizonte Protocogotas que pueblan de norte a sur y de este a oeste la cuenca del Duero. La pieza que aquí presentamos permite colocar un punto más en el mapa de distribución del horizonte Protocogotas en la geografía segoviana. En efecto, cabe señalar que ya se conoce cierto número de pequeños y medianos asentamientos atribuibles a dicho horizonte; siendo algo más numerosos los detectados en los valles de los ríos Aguisejo y Riaza y en el noroeste de la provincia de Segovia, en el entorno de Coca. Es en este ámbito en el que se encuadra el término municipal de Chañe y, por tanto, el hallazgo procedente de Los Coritos, contribuye a engrosar el número de las localizaciones conocidas en este espacio. Por desgracia es muy poco más lo que aporta un hallazgo como el que aquí se presenta, debido a que su descubrimiento carece de contextualización arqueológica.

.../...

Texto: Dr. José Antonio Rodríguez Marcos

Díptico informativo

 

Agosto-Septiebre 2016

"CONCLUSIÓN TEOLÓGICA DEDICADA A LA VIRGEN DE LA FUENCISLA"

Manuel Antonio de Bartolomé. Imprenta de D. Antonio Espinosa,
Segovia
1792
Seda impresa
80 x 52,5 cm
Nº inv.: B-18254

 

Este año 2016 en el que la Ciudad y Tierra de Segovia conmemoran el primer centenario de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Fuencisla, su patrona, se han multiplicado los actos religiosos y culturales que solemnizan la efeméride.

El Museo de Segovia, sumándose a esa dinámica, ha decidido mostrar como "pieza desconocida" una obra curiosa y rara que forma parte de sus fondos.

Tomás Baeza González, en su Reseña de la Imprenta en Segovia comprobada en sus propias producciones, cita "Una conclusión teológica de D. Manuel Antonio de Bartolomé,
dedicada a la Virgen de la Fuencisla y sostenida el día 19 de abril de 1792…".

LA PIEZA

Se trata de un tejido de seda natural, con ligamento de tafetán, de color beige, impreso en tinta negra. Dentro de un marco de tallos, hojas y flores carnosas que resaltan sobre un fondo de fino rayado –esta decoración sólo aparece en la impresión en seda-, se presentan unos textos en latín rodeados de triple orla y compuestos con letras de distintos cuerpos y nomenclaturas, en los que se viene a decir de modo resumido, lo siguiente:

En la parte que encabeza el documento, Manuel Antonio de Bartolomé pide a la Virgen de la Fuencisla que le ayude, le proteja y le defienda. Tras una serie de alabanzas a la Virgen, dice que la necesita para poder defender los asertos teológicos que va a presentar a continuación.

.../...

Fecha y pie de imprenta aparecen con mucho detalle:

Die XIX Aprilis, anno de MDCCXCII Mane hora VIII
Vespere III.
Segoviae: in Tipographia D. Antonii Espinosa
.

Texto: J. M. Santamaría
Texto en latín (traducción e interpretación): Alfonso Mª Frechel

Díptico informativo

 

Junio- Julio 2016

"Escritorio, Arquilla o Papelera"

Escritorio, arquilla o papelera
Siglo XVII
29 x 46 x 26 cm
Nº inv.: B-00815

LA PIEZA

Escritorio sin tapa, con frente de gavetas, que apoya sobre cuatro pies de lenteja. La estructura es de madera de pino, con ensambles de cola de milano para los laterales, base y tapa superior; mientras que la trasera se une a la estructura principal mediante clavos.

La decoración de los laterales y parte superior es de nogal y roble, conformándose por una taracea de regrueso a base de formas geométricas que surgen del cruce de las bandas de nogal, dejando los rectángulos internos de roble, todo ello, fileteado perimetralmente con madera de limoncillo o de boj.

Sobre el frente de pino, se encola la decoración de taracea:

  • Una primera decoración perimetral, con un chapeado que alterna piezas romboidales de madera de ébano y hueso, conocida esta moldura con el nombre de “cordón de la eternidad”.

  • Las tres gavetas que muestra el frente, dos superiores y una inferior de doble tamaño, presentan en su parte central bocallave con tapaojos de latón, añadidos en una intervención posterior y al dorso, cerradura de caja exterior, con forma de matraz. Las gavetas están decoradas con placas de ébano y de hueso que se van alternando; estas últimas, grabadas en negro, muestran escenas con motivos cinegéticos.

.../...

LA RESTAURACION

Esta arquilla se intervino en el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León, entre octubre del año 2001 y julio del 2002. El Centro tiene como función principal la conservación y restauración de bienes culturales de carácter mueble que pertenecen a la comunidad autónoma de Castilla y León; destacando aquellos que se custodian en los centros gestionados por la Junta de Castilla y León, como son los Museos.

.../...

Adaptación: Museo de Segovia
Fotografías: Alberto Plaza Ebrero (CCRBC de C y L)

Díptico informativo

 

Abril - Mayo 2016

"La Virgen de los siete cuchillos"

Anónimo
Primer tercio del siglo XVI
Óleo sobre tabla
137 × 80 cm
Nº inv.: B-00378

 

“TODA FORMA ES EL VESTIDO DE UN PENSAMIENTO”. E. Mâle.

.../...

En los siglos XIV y XV surge un nuevo sentimiento religioso ligado al patetismo, dando lugar a nuevos modelos iconográficos cargados de expresividad y sentimiento. Es en este marco cuando cobra sentido la iconografía de la Virgen de los Siete Dolores, Virgen de los Siete Cuchillos o
Virgen de las Angustias.

El origen de esta representación se encuentra en la profecía del anciano Simeón (Lucas 2:35) que anuncia a la Virgen, el día de la Presentación de Jesús en el Templo, que una espada de dolor le atravesará el alma. Su devoción e iconografía nace en Flandes en el siglo XV y se difunde a partir del siglo XVI por todo el arte occidental a través de grabados, siendo el primero conocido el publicado en Amberes en 1509 para el rey Carlos V.

 

LA VIRGEN DE LOS SIETE CUCHILLOS DEL MUSEO DE SEGOVIA

En el interior de una sobria capilla abovedada y delante de un pequeño
atril decorado con motivos vegetales de raigambre clásica, se representa la
figura de la Virgen de frente y sentada sobre un cojín de brocado de seda
verde. Vestida con una túnica rojiza y cubierta con un suntuoso manto
azul, símbolo celestial, cuyo deterioro impide apreciar la delicada
decoración original de sus orillos. El rostro sereno, surcado de lágrimas y
con la mirada baja, queda enmarcado por una toca blanca que resalta sus
delicados rasgos, al tiempo que junta sus manos en actitud de oración
sobre el libro abierto en su regazo. Siete espadas atraviesan su pecho y se
distribuyen a su alrededor en forma de haz, rematando en pequeños
tondos historiados formados por entrelazos vegetales, que muestran los
llamados Siete Dolores de la Virgen: los tres primeros relativos a la infancia
de Cristo (Circuncisión, Huida a Egipto y Jesús entre los doctores) y los
cuatro últimos alusivos a la Pasión (Camino del Calvario, Crucifixión,
Descendimiento y Entierro de Cristo).

.../...

La obra ingresa en el museo en el siglo XIX, consecuencia de la desamortización y aparece registrada con el número 152 en el Inventario
de 1867 como procedente del monasterio jerónimo del Parral y atribuida a
la escuela alemana. Esta tabla junto a otras tres de la misma procedencia,
San Jerónimo y sus novicios, (Nº Inv. B-00379); El Bautismo de Cristo, (Nº
Inv. B-00380) y una predela con las imágenes de San Jerónimo y San
Agustín, (Nº Inv. B-00381), sirvieron para componer un pequeño retablo
que durante la segunda mitad del siglo XX formó parte de la exposición del
Museo Provincial en la antigua sede de la Casa del Hidalgo, siendo emplazado en la segunda sala de la planta superior del museo.

.../...

Texto: Ana Fraile Gómez

Díptico informativo

 

 

Febrero - Marzo 2016

Retrato de Josefa Martínez, esposa del pintor

Mariano Quintanilla Vítores
Hacia 1845
Óleo sobre lienzo
85 x 71 cm
Nº inv.: B-0633

 

MARIANO QUINTANILLA VITORES

Mariano Quintanilla Vítores es conocido como discípulo predilecto y colaborador del pintor Vicente López, quien le protegió en todo momento. Quintanilla es el gran retratista de la burguesía de Segovia en el tiempo que vivió en la ciudad, entre 1841 y su muerte, en 1875. Hijo de Mariano Quintanilla Olivares y Antonia Vítores Garrán, nació el 22 de mayo de 1804 en Valladolid, trasladándose a Segovia entre 1816/17. En 1818 es admitido en la Escuela de Nobles Artes de la ciudad, que dirigía el que sería su cuñado, el segoviano Victorino López Herranz (1780-1844), pues casó en 1822 con Juana, la hermana mayor de Mariano.

Durante su estancia en la Escuela, Quintanilla obtiene diversos premios. En 1828 se traslada a Madrid para ampliar sus conocimientos bajo la dirección del pintor de cámara Vicente López Portaña (1772-1850), donde hizo rápidos progresos en su aprendizaje.

.../...

EL RETRATO DE SU ESPOSA

Quintanilla se casó el 27 de septiembre de 1845 con María Josefa Martínez Fernández, una bella muchacha riojana que vivía en Segovia con su tío Nicolás Martínez Alfaro, que llevó a la ciudad de Acueducto a dos jóvenes sobrinas, Josefa y Juliana, huérfanas de su hermano Blas, y a cuya viuda, Máxima Fernández, Quintanilla retrató. El mismo año de su boda, Quintanilla retrata a su esposa.

Este lienzo, junto con otras obras pertenecientes a la colección de la familia Quintanilla, pasa a formar parte de los fondos del Museo de Segovia desde 1955. El retrato es expuesto en 1949 en la "Exposición de retratos segovianos del siglo XIX", en cuyo catálogo se describe así el cuadro “No es de extrañar que uno de los mejores retratos hechos por Quintanilla sea el de su esposa María Josefa Martínez Fernández, dama de gran belleza, que el pintor supo interpretar dándole una expresión serena y apacible, dentro de la mejor tradición española. Su traje es de la burguesía acomodada de su tiempo, portando algunas joyas. Y es de notar la perfección del modelado de manos y brazos que ciñen magnífica pulsera. Un chal de cubre la parte del busto, armonizando con su color la entonación general de cálidos ocres y castaños”. El cuadro, junto con otros de Quintanilla y otros pintores segovianos, fue expuesto de nuevo en la muestra de “La Pintura del siglo XIX en Segovia. Del Neoclasicismo al Realismo” que tuvo lugar en el Torreón de Lozoya, en Segovia, entre julio y noviembre de 2010.

.../...

Texto: Rosa Quintanilla García

 

Díptico informativo

 

 

 
Ave - Logo de la Asociación de Amigos del M;useo de Segovia.Asociación de Amigos del Museo de Segovia
Calle del Socorro, 11 (Museo de Segovia) -- 40003 SEGOVIA -- Teléfono: 921 46 06 15 -- Fax: 921 46 05 80
Correo-e: